Logotipo Doctor Pablo Umbert

INSTITUTO DE DERMATOLOGÍA

DR. PABLO UMBERT

Solicite cita previa
Speak English, French and Catalan
932 800 361
Visitas por Skype y teledermatología

TERAPIA FOTODINÁMICA

La terapia fotodinámica es un nuevo tratamiento eficaz y no invasivo para el cáncer de piel no melanoma (carcinoma basocelular), las lesiones cutáneas precancerosas (queratosis actínica) y el rejuvenecimiento de la piel.

Puede aplicarse al rostro y a otras zonas del cuerpo que, por estar expuestas constantemente al sol, envejecen de forma notable y visible: manos, cuello, escote, antebrazos, medias piernas...

Tratamiento

La terapia fotodinámica en cáncer y queratosis proporciona óptimos resultados médicos y cosméticos: elimina de manera efectiva las células afectadas sin alterar las células sanas circundantes y sin dejar cicatrices.

La terapia fotodinámica en rejuvenecimiento estimula la formación de colágeno y mejora de manera espectacular el aspecto de la piel. Consiste en aplicar una crema fotosensible sobre la piel. Seguidamente se expone la zona en tratamiento a la luz roja de una lámpara. Esta exposición produce una reacción química que destruye las células cancerosas sin dañar las células sanas y estimula la formación de nuevo colágeno en toda la piel.

El tratamiento fotodinámico completo se lleva a cabo a lo largo de varias sesiones, durante las cuales:

  • Primero se prepara la piel con una microdermoabrasión o curetaje, dependiendo de la lesión a tratar. Esto mejora la absorción de la crema fotosensible e incrementa la eficacia del tratamiento
  • Después se aplica la crema fotosensible, se protege la zona de la luz y se ocluye para mejorar la absorción
  • En los casos de cáncer y queratosis, se realiza un diagnóstico por fluorescencia, que permite ver las lesiones y hacer un seguimiento muy preciso
  • Al final se expone la zona tratada a luz roja

Cuando la terapia fotodinámica se usa para tratar el cáncer o las queratosis, la crema se deja absorber de 1 a 3 horas antes de exponer la piel a 7-9 minutos de luz. Si se usa para rejuvenecimiento, el conjunto de la sesión no supera los 20 minutos.

Tras la sesión, el paciente puede volver inmediatamente a su actividad normal, siempre que se evite la exposición solar. Sólo notará una leve sensación de calor y enrojecimiento, que disminuirá en pocas horas.

El número de sesiones varía en cada paciente dependiendo de la finalidad del tratamiento. En el caso del cáncer y las queratosis, serán necesarias 2-3 sesiones, espaciadas entre 4 y 6 semanas. En el caso del rejuvenecimiento, serán suficientes entre 1-4 sesiones en función del objetivo que se persiga: tonificar la piel eliminar arrugas finas o discromías. En cualquier caso, los resultados empiezan a notarse desde la primera sesión.

Doctor Pablo Umbert

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, acepta el uso que hacemos de ellas. Puede cambiar la configuración de cookies en cualquier momento.