Logotipo Doctor Pablo Umbert

INSTITUTO DE DERMATOLOGÍA

DR. PABLO UMBERT

Solicite cita previa
Speak English, French and Catalan
932 800 361
Visitas por Skype y teledermatología

MICRODERMOABRASIÓN

La microdermoabrasión, también conocida como peeling facial, es un tratamiento rápido, cómodo e indoloro, que renueva las capas más superficiales de la piel y ayuda a corregir o reducir los siguientes problemas:

  • Fotoenvejecimiento y manchas provocadas por el Sol (actínicas)
  • Líneas de expresión, arrugas finas y medianas
  • Piel deshidratada, grasa, seborreica o asfixiada
  • Poros abiertos
  • Acné y cicatrices de acné

A menudo, se utiliza como tratamiento previo o complementario de otras intervenciones, como la mesoterapia facial, los peelings y las biomáscaras, ya que optimiza la absorción de sus principios activos.

Tratamiento

La microdermoabrasión proporciona soluciones duraderas a problemas cutáneos superficiales y no conlleva efectos secundarios: mejora la calidad de la piel sin que la piel sufra.

Consiste en lanzar sobre la piel cristales de corindón, que exfolian las células muertas sin causar ningún dolor, y retirar los cristales y las células muertas por succión.

Retirar las células muertas induce una regeneración natural profunda, pero no agresiva, que incrementa además la generación de colágeno. De este modo, se consigue alisar la piel, mejorar su textura y elasticidad, moderar las arrugas finas, suavizar las cicatrices de acné y eliminas las manchas superficiales producidas por el sol.

Para conseguir los resultados más rápidos, seguros y duraderos, el tratamiento se ajusta a las características individuales de cada paciente: el problema que desea tratar, el tipo de piel o profundidad de la exfoliación que se puede aplicar, entre otros.

Los resultados son inmediatos y evidentes desde la primera sesión, pero para conseguir que se mantengan más tiempo, es necesario realizar al menos 3 sesiones espaciadas entre si por 4 semanas. Además, con cada sesión los resultados son más visibles y duraderos.

Las sesiones de microdermoabrasión suelen durar 30 minutos. A continuación, se aplican cremas resfrescantes o biomáscaras calmantes. Así, la sensación de la piel tras el tratamiento es más cómoda y agradable, y el paciente puede volver al momento a su actividad normal.

Además, después de la exfoliación, cualquier otro tratamiento penetra en la piel con más facilidad y a mayor profundidad, con lo que es más efectivo. Por eso, solemos utilizar la microdermoabrasión como pretratamiento o en combinación con otros tratamientos, como la mesoterapia facial, los peelings y las biomáscaras.

Doctor Pablo Umbert

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, acepta el uso que hacemos de ellas. Puede cambiar la configuración de cookies en cualquier momento.